Estando en sierra Espuña acampados, una pareja de amigos, mi mujer(novia por entonces) y  yo,

Estando en sierra Espuña acampados, una pareja de amigos, mi mujer(novia por entonces) y  yo,

Decidí salir a poner el telescopio, no muy lejos de las tiendas, y me puse a observar Saturno, a los quince minutos escuche un ruido a lo lejos , al principio me asuste, pensé que podría ser algún animal, me dieron ganas de salir corriendo, pero la idea de dejar el chisme allí solo,  pudo con mis nervios, y me quede, el ruido aumento, y de repente escuche voces de  personas acercarse, eso me tranquilizo, cuando llegaron hasta donde yo estaba pregunte,

- quien va ,

   a lo que respondieron,

- somos un grupo de  boy scout,  esta noche tenemos que tomar aquella colina,

   ¿y tú que haces?

 - observando aquí con el telescopio,

 - wuauuuuuu  ¿podemos mirar?

 - pues claro, podéis ver saturno

   se pusieron a mirar, cuando llego al turno de uno que no llegaba al ocular, sin pensármelo, le       pase el brazo por la cintura y lo levante hasta el ocular,                                                                       

- no sufra, yo te ayudo para que puedas verlo

  cuando oigo una voz  de mujer madura  que dice,

- no, no hace falta

  jolín, la voz  me impacto

  cuando mire bien  al sujeto en cuestión

  vi, que tenia en el aire, a una enana abrazada por la cintura y con la mano en el culo

  UFFF tierra trágame, cambie  a siete colores distintos, pero la oscura noche lo disimulo

  Creo que la solté antes de que pusiera los pies en el suelo

  Los demás disimularon  Y siguieron su camino

 

                

                            Anécdota de  Moisés Gil